| 

+ Mons Robert Francis Prevost O.S.A.




Seminario

EL SEMINARIO MAYOR “SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO”

En la Bula de creación de la Diócesis de Chiclayo, denominada Sicut Mater Familia (17-XII-1956), el Papa Pío XII encarga al Obispo «que procure cuanto antes la creación de un Seminario […] para la formación de aquellos niños a quienes Dios mueva con instinto divino de abrazar el sacerdocio», con el propósito de que cuando crecieran «será necesario que se integren a la Filosofía y a la Teología».

Mons. Daniel Figueroa (1956-1967) caracterizado por el afán de buscar vocaciones, formó una especie de Seminario Menor en 1958, y cuando llegó su Obispo Auxiliar, Mons. Luis Sánchez Moreno-Lira (1961-1968), lo convirtió en «La Academia» (desde el 3-5-1965); de los jóvenes que pasaron por sus aulas se ordenaron nueve, quienes estudiaron el Seminario “San Carlos y San Marcelo” (Trujillo) y “Santo Toribio” (Lima).

También con la ayuda de Mons. Luis Sánchez se gestionó la creación y puesta en marcha del Seminario, llegándose a fundar el Seminario Mayor “Santo Toribio de Mogrovejo” el 30 de abril de 1967.

Mons. Ignacio María de Orbegozo y Goicoechea (1968-1998) bendijo, el 21 de febrero de 1971, la primera piedra del primer edificio. Mons. Ignacio María contó con la oración de San Josemaría, quien le animaba desde Roma para dedicarse al trabajo vocacional. Gracias a ello, llegaron varios sacerdotes diocesanos españoles, pertenecientes a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, para hacerse cargo de esta sacrificada misión: formar sacerdotes. De entre ellos podemos referir a los que fueron rectores: Hilarión Rubio (1958-1970), Ángel Rieiro (1975-1978), Plácido Olivares (1978-1979), Ramón Roca (1979-1993). Quine años más tarde, el Seminario comenzó a ser dirigido por sacerdotes chiclayanos, egresados de sus aulas: Mario Ramirez (1994-1995), Marco Cortéz (1995-2004), Carlos Mundaca (2004-2007), José Manuel Zamora (2007-2017) y Marcos Ballena (2017…), actual Rector desde este año; y, además, ¡cómo no recordar la vida entregada, en el Seminario, de José Alarcón, Guillermo Areán, Eutiquiano Saldón, José Casero y Agapito Muñoz!. También funcionó, durante 12 años, el Seminario Menor San José en Santa Cruz (1976-1988), bajo la dirección del P. Juan José Miranda Cilla.

El 18 de diciembre de 1984, el Ministerio de Educación reconoce con valor oficial los estudios superiores del Seminario (R. M. N.° 1523-84 ED).

El tercer Obispo de la Diócesis, Mons. Jesús Moliné Labarta (1998-2014), bendijo el 21 de septiembre de 1999 la primera piedra del Centro Propedéutico, y es en este mismo año que comienza la primera promoción del Curso Introductorio de los futuros seminaristas. Por otro lado, habiendo superado la evaluación correspondiente, el Seminario adquirió la afiliación del Cuadrienio Teológico con la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra y refrendado por la Congregación para la Educación Católica (para los Institutos de Estudio).

Nuestro actual obispo, Mons. Robert Francis Prevost Martínez O.S.A. (nombrado el 3 de noviembre de 2014) ha continuado con el cuidado del «Corazón de la Diócesis»: nuestro Seminario, y, además, vela por la formación que nos pide ahora la Iglesia.

La Bula de creación también pedía que, de los seminaristas mayores, «se seleccionaran los mejores estudiantes para realizar cursos de estudios especiales», a fin de regresar enriquecidos para poner mejor el hombro en el trabajo de la Diócesis, sobre todo para la formación de los futuros sacerdotes. Gracias a Dios esta recomendación se puso en práctica desde Mons. Daniel hasta Mons. Roberto, y, por ello, tenemos sacerdotes egresados de nuestro Seminario con estudios de posgrado en Ciencias Eclesiásticas, quienes sostienen la formación académica de su alma mater. Incluso, actualmente, uno de nuestros sacerdotes está haciendo el doctorado en Derecho Canónico, otro acaba de finalizar sus estudios de Teología Bíblica y otro estudia este año Sagrada Escritura.

Con la oración de muchas familias y la ayuda material generosa de tanta gente hasta la fecha, 3 de Enero de 2018, se han llegado a ordenar 153 sacerdotes, de los cuales 91 están incardinados en Chiclayo; 58, en Chota (por cierto, todos los seminaristas de la Prelatura de Chota estudian en nuestro Seminario); uno, en Trujillo; otro, en Chachapoyas; y otro, en Chimbote. Un egresado es Obispo de Tacna, Mons. Marco Antonio Cortéz Lara, y otro es Obispo de Ica, Mons. Héctor Eduardo Vera Colona. Además, hay sacerdotes misioneros en otras Diócesis ¡Demos gracias a Dios!.

Por: P. José Antonio Jacinto Fiestas.