| 

+ Mons Robert Francis Prevost O.S.A.




HISTORIA DEL OBISPO

Cuando fue creada la Diócesis, el 17 de diciembre de 1956, por Su Santidad Pío XII con la bula Sicut materfamilias, “la ciudad de Chiclayo tenía entonces 96,000 habitantes, con 4 parroquias en la ciudad: Santa María (La Matriz), La Verónica, San Vicente y el Señor de los Milagros”. Su territorio comprendía las tres provincias políticas del departamento de Lambayeque, más tres provincias cajamarquinas, a saber: Santa Cruz, Chota y Cutervo. Años más tarde, el 7 de abril de 1965, las provincias de Chota y Cutervo fueron desmembradas para erigir una prelatura territorial encomendada a los padres agustinos recoletos.

Su primer Obispo fue Mons. Daniel Figueroa Villón (1956-1967), seis años antes había sido nombrado Obispo Auxiliar Mons. Luis Sánchez Moreno-Lira, que a la muerte de Mons. Daniel, estuvo como Administrador Apostólico durante un año, hasta que tomó posesión de la Diócesis el segundo Obispo, Mons. Ignacio María de Orbegozo y Goicoechea (1968-1998). En 1997, fue nombrado Obispo Coadjutor Mons. Jesús Moliné Labarta, quien asumió como Obispo titular el 4 de mayo de 1998, ejerciendo hasta el 3 de mayo de 2014, cuando fue nombrado el cuarto Obispo, Monseñor Robert Francis Prevost Martínez O.S.A.

Nuestra Iglesia Particular de Chiclayo tiene cuarenta y ocho parroquias y dos sectores pastorales. Las parroquias están distribuidas en 5 zonas pastorales (arciprestazgos). La zona pastoral centro-este con las siguientes diez parroquias: Santa María – Catedral; Señor de los Milagros, Nuestra Señora del Valle, Sagrada Familia, Santísima Cruz, San Vicente de Paúl, y las cuatros parroquias del distrito de José Leonardo Ortiz: Santa Rosa de Lima, La Inmaculada, San Juan Apóstol y Sagrado Corazón de Jesús. Mientras que la zona pastoral-oeste comprende las siguientes ocho parroquias: San Juan María Vianney, San Antonio de Padua, Nuestra Señora de la Consolación, Nuestra Señora de Guadalupe, Nuestra Señora del Camino, San Martín de Porres, y las dos parroquias del distrito de La Victoria: San José Obrero y San Juan XXIII.

Las diez parroquias que se encuentran en la zona pastoral norte son: San Pedro (Lambayeque), Inmaculada Concepción (Mochumí), San Pedro (Túcume), San Juan Bautista (Íllimo), San Pablo (Pacora), El Salvador (Jayanca), San Francisco de Asís (Salas), San Julián (Motupe), Santo Domingo (Olmos) y San Pedro (Mórrope). La zona pastoral litoral cuenta con 10 parroquias: San José (distrito del mismo nombre), Nuestra Señora del Carmen (Pimentel), Santa Rosa (distrito del mismo nombre), San Martín de Tours (Reque), San Pedro (Monsefú), Santa María Magdalena (Eten), San Francisco de Asís (Mocupe), Santo Toribio de Mogrovejo (Zaña), Cristo Rey (Cayaltí), San Juan Bautista (Oyotún).

La zona pastoral este-sierra también tiene 10 parroquias: Santa Lucía (Ferreñafe), Arcángel San Miguel (Picsi), Sagrado Corazón de Jesús (Batangrande), Santa María del Perpetuo Socorro (Pomalca), Santa Ana (Tumán), Nuestra Señora del Carmen (Pátapo), La Piedad (Pucalá), Santa Catalina (Chongoyape), La Inmaculada (Santa Cruz) y Señor de los Milagros (Andabamba).

Los dos sectores pastorales se encuentran localizados en la sierra de Ferreñafe (Cañaris e Incahuasi), y son atendidos por religiosas de la Congregación de Jesús Verbo y Víctima.

En la Diócesis trabajan 115 sacerdotes, de los cuales el 85% son seculares y el l5% son religiosos.